Página 56 - Revista81

Versión de HTML Básico

En el marco de los festejos del Patrimonio de
Nuevo León se llevó a cabo la presentación
musical deMarilúTreviño. El principal propósito de
este concierto fue la interpretación de canciones
que forman parte de la historia de México y, en
específico, de Nuevo León, dándoles el lugar que
merecen dentro de la cultura del país.
La definición de patrimonio cultural no puede
ser encasillada por algún autor debido a la
complejidad y la diversidad que presenta en
diversas culturas. El patrimonio está ligado a
ideologías, escuelas y movimientos políticos que
hallaron su fundamento o forma de expresión
en lo que hoy es considerado como patrimonio
cultural de la humanidad. Esta afirmación se
basa en la creencia de que las sociedades que no
conocen su historia están condenadas a repetir los
errores del pasado. El patrimonio es importante
dentro del conocimiento de dichas historias
debido a su relación directa con el estilo de vida de
la sociedad, al igual que el arte, refleja la realidad
social, cultural y económica que se experimentó
en una época determinada.
Marilú Treviño es cantante originaria de
Monterrey, N.L; bailarina y principal expositora del
patrimonio cultural de Nuevo León. Con más de
35 años de trayectoria dentro de la interpretación
y recopilación de canciones originarias de su
ciudad natal de la segunda mitad del siglo XIX y
el siglo XX, resalta las costumbres revolucionarias
e historias de guerras y amores que se dieron en
torno a personajes como PanchoVilla oVenustiano
Carranza. Durante su interpretación pudimos
deleitarnos con canciones como“La Tísica” y al son
de los aplausos “Flor de Violeta” y “Muerto murió”.
El concierto se llevó a cabo en punto de las 6 de
la tarde en la Sala Mayor de Rectoría, la cual fue
ambientada para dicha interpretación con la
adecuación de luces en tonos violeta y azules
dándole al ambiente una sensación de añoranza y
misticismo tal y como lo expresa el patrimonio. A
lo largo de 75 minutos, Marilú interpretó diversas
canciones y las fue relacionando con su vida, vestía
un traje típico neolonés blanco con azul y nos
sorprendió cuando tomó la guitarra y comenzó a
tocarla con una armonía impresionante. Al final de
la velada aceptó retratarse con su público.
El encanto de la música
norestense en voz de
Leslie M. Martínez Ricartti, alumna de la Licenciatura
en Derecho / A01230337@itesm.mx
Marilú Treviño