Página 6 - Revista79

Versión de HTML Básico

las imágenes de la televisión pasaran del
blanco y negro al color. González Camarena
nació el 17 de febrero de 1917 en Guadalajara,
Jalisco, pero desde muy chico vivió con su
familia en la ciudad
de México, donde se
dedicó a desarrollar su
creatividad. De acuerdo
con una entrevista que
le hicieran en los años
setenta al pintor Jorge
González
Camarena
(su hermano mayor),
éste
comentó
que
desde la edad de 7
años, Guillermo pasaba
sus
días
infantiles
fabricando
juguetes
que eran movidos por
electricidad, y que a los 12 años construyó su
primer transmisor de radioaficionado.
Su afición por la radiodifusión que había
iniciado desde su infancia lo impulsó a desear
adentrarse más en ese mundo de tecnología
y comunicación.
Por ello, a los quince años de edad, el
ingeniero González Camarena, obtuvo su
licencia de operador de radio en la Secretaría
de Gobernación y laboró en la estación de
radio de la Secretaría de Educación Pública,
al tiempo que construía un laboratorio para
trabajo y experimentación en su casa.
Fue en ese laboratorio donde construyó su
primera cámara de televisión.Es importante
mencionar que la primera vez que Guillermo
González tuvo contacto con un equipo de
televisión fue durante su época de estudiante
de la Escuela Superior de IngenieríaMecánica,
en el Instituto Politécnico Nacional, cuando
su profesor, el ingeniero Francisco Javier
Stavoli,
compró
dos
cámaras
de
exploración
mecánica a base
del disco Nipkow,
fabricadas en la
ciudad de Chicago
por la empresa
Western Televisión,
las cuales fueron las
primeras cámaras
que
llegaron
a
nuestro país.
Según un artículo
de José de la Herrán publicado en el número
3970 de
Revista de revistas
y titulado “México:
Televisión en 1931”, durante las primeras
transmisiones de prueba que realizó el
ingeniero Stavoli en 1931 se encontraba entre
los alumnos asistentes Guillermo González
Camarena.
Es fácil pensar en la gran influencia que
este contacto pudo tener para su desarrollo
profesional.
Después de haber construido su primera
cámara, Guillermo González pensó en
mejorar su equipo, para lo cual se dio a la
tarea de crear un sistema que le permitiera
captar y transmitir color, lo que culminó con
el desarrollo de un sistema al que denominó
sistema tricromático secuencial de campos,
mismo que patentó en agosto de 1940.