Página 53 - Revista79

Versión de HTML Básico

Nezahualcóyotl fue un hombre excepcional
que vivió en una época extraordinaria. La
adversidad a la que se enfrentó no impidió
que aprovechara su formación como
guerrero y como tlamatini (el que sabe cosas).
Era diestro en las artes de las batallas, pero
también en el oficio sacerdotal, el manejo de
la poesía y de la filosofía, como correspondía
a la educación de los hijos de los grandes
señores. Pocos igualaron su maestría en estas
prácticas; ninguno en todas a la vez.
La guerra y los enfrentamientos entre
las
ciudades
del
Valle
de
México
eran relativamente comunes, pero el
enfrentamiento que entabló Nezahualcóyotl
en el siglo XV fue distinto, porque resultó en
una alianza entre los ganadores, forjada en
parte por él mismo.
El inicio de la lucha se debió a la desaparición
del llamado imperio tolteca, que desde Tula
controlaba el comercio y el tributo de las
ciudades del Valle de México. Otros factores
fueron la llegada de nuevos pueblos a este
territorio, deseando un lugar para asentarse,
y la ambición de los señores de Azcapotzalco,
quienes aspiraban a ocupar el lugar de los
toltecas. El conflicto entre los señoríos fue
inevitablemente violento.
Beatriz Livas, maestra del departamento de Relaciones Internacionales y Ciencia Política
Nezahualcóyotl
Artículo publicado en la Revista #17